Por Néstor Echarte

La consulta de la carta dracónica debería constituirse en una práctica automática, cada vez que analizamos elementos tradicionales de una carta natal en la búsqueda de explicaciones sobre la vida de una persona.
Muchas veces, proporcionan elementos notables que confirman y definen un determinado hecho, o nos ponen en alerta sobre configuraciones astrológicas que deberíamos tener en cuenta.
Días pasados publiqué una nota donde analizaba los ciclos planetarios en la vida de Jhon Lennon, haciendo hincapié en su conjunción Saturno/Júpiter de nacimiento, y en el punto de Sizigia que días antes de su nacimiento se constituyó en un Eclipse de Sol.
Para no hacer extensa la explicación remito primero, para aquellos que no la leyeron, a la nota publicada en ESTA MISMA PAGINA en la que analizo el tema.
Pero como siempre, quedan cosas pendientes, y una de ellas fue la de echar una mirada también a su carta dracónica, para ver que aportaba al respecto.
Curiosamente, o notablemente.... o sincrónicamente... el ascendente Dracónico de Lennon se sitúa en los 8° 51´ de Libra.
Exactamente en el punto medio entre su sizigia (o eclipse previo al nacimiento) en 8° 11´de Libra, y la conjunción Júpiter-Saturno, para la época de su muerte en 9° 30´de Libra.
Muchos podrán afirmar que es una coincidencia. Pero otros pueden sumar a este hecho factores inconscientes o hasta kármicos netamente vinculados a la interpretación de la astrología dracónica. Es evidente que el ascendente dracónico nos está expresando que debíamos poner la mirada en ese punto zodiacal, clave para el análisis de su muerte.