por Néstor Echarte

 

  • * El 12 de enero de 2020 se forma en el cielo la conjunción Saturno-Plutón en los 23° de Capricornio. Se suman a esa posición el asteroide Ceres, el Sol y el planeta Mercurio. Esa exacta conjunción no se encuentra del todo sola, ya que se suman a ella otros elementos astronómicos de importancia en la interpretación astrológica, a saber, nodos planetarios de Saturno y de Plutón.

    * Proyección de esa conjunción sobre distintos lugares de la tierra mediante la utilización de diferentes tipos de direcciones, y búsqueda de las diferentes fechas en las que la misma impacta en distintas ciudades de nuestro planeta mediante la utilización de direcciones primarias bajo el polo del significador.

    * Cálculo manual de las mismas, y presentación de una invaluable herramienta informática que facilita notablemente los cálculos acortando los caminos de la investigación.

 

El riesgo sísmico y la astrología

Mientras las autoridades Argentinas y Chilenas niegan permanentemente la posibilidad cierta de un evento sísmico de importancia relacionado con la actividad de los volcanes en la zona cordillerana del Sur de Chile, y emiten comunicados desmintiendo la preocupación que los habitantes chilenos manifiestan a través de las redes sociales, es el propio Sernageomin (Servicio Nacional de Geología y Minería de Chile) quien ante la modificación de sus alertas sobre la actividad de los volcanes promueve entre las personas esta preocupación. Se suma a este detalle  la enorme cantidad de pequeños movimientos sísmicos que causan la preocupación de autoridades policiales y ejército chileno, que es transmitida fundamentalmente a habitantes cercanos de los lugares afectados, más las propias vivencias y experiencias de los mismos habitantes.

Sabemos de sobra que en la Argentina, sobre todo en las zonas de montaña lindantes con los volcanes chilenos, las alertas siempre llegan tarde, y que por alguna causa incomprensible, siempre se encubre a la falta de conocimiento sobre los hechos con desmentidas mediáticas, metódicas y tardías sólo justificadas por una enorme negación a reconocer la propia ineficiencia.

Como siempre, la astrología, que utiliza estos eventos como objeto de estudio, nunca es tomada en cuenta con fines preventivos, y en el mejor de los casos solo es evaluada como una curiosidad social,  en la que solo se pone en juego el hecho de si el astrólogo acierta o no acierta con sus pronósticos, y no la posibilidad de prevenir incidentes riesgosos para la vida humana a partir de métodos de probada eficacia en los ámbitos astrológicos pero descartados de plano por quienes se basan en la negativa prejuiciosa de decidir sus acciones y políticas en base a disciplinas no del todo tradicionales.

Como personalmente carezco de ese prejuicio, y creo además, que la astrología no es un hecho que comienza y termina en la curiosidad social, es que quiero poner a consideración de los lectores (supongo que en su mayoría astrólogos), el desarrollo de una técnica desarrollada durante más de 35 años de trabajo en la investigación de la respuesta que la astrología puede brindar al entendimiento del desarrollo de los procesos sísmicos y vulcanológicos con métodos no tradicionales, si los comparamos con los que la ciencia tradicional sigue reclamando, pero estrictamente ceñidos a un proceso de sincronismo entre nuestro planeta y el Universo, leído y comprendido a partir de un lenguaje simbólico que, curiosamente, se llama ASTROLOGÍA.

Antecedentes

La esencia conceptual y el procedimiento que fundamento para plantear este trabajo, en nada difiere de aquella primera experiencia realizada en el año 1981 que me llevó a exponer en un congreso de astrología una metodología para el estudio y pronóstico de los fenómenos sísmicos (Disponible en: https://goo.gl/T2X2HY), o en alguno de los otros artículos publicados sobre el tema (Ejemplo: https://goo.gl/RPXmDn). Solo se modifica la experiencia en comprender cada vez mejor el tema bajo estudio, y la inmejorable ayuda que brinda el permanente progreso de las herramientas de software para cálculo astrológico, que permiten plantear en segundos cálculos que años atrás llevaban días de estudio y de elaboración.

La astrocartografía, notablemente desarrollada por los creadores de software astrológico, aporta una de las herramientas indispensables para poder determinar los lugares que resultan afectados sobre nuestro planeta a partir de un aspecto astrológico determinado. Las conjunciones de planetas pesados y los eclipses siguen siendo los indicadores más importantes de la existencia de riesgo sísmico que tendrán lugar, luego, en diferentes lugares de la Tierra. Y es la astrocartografía la herramienta que mejor permite plasmar, sobre un mapa, los lugares que luego de un aspecto como los señalados pueden llegar a ser determinantes de movimientos sísmicos o erupciones volcánicas de magnitud (independientemente de la posibilidad que nos brinda de analizar, también, movimientos sociales y políticos en las distintas regiones de influencia).

A partir de esa geolocalización, se trabajará luego para determinar las características astrológicas del evento, su intensidad y naturaleza, como así también el momento en que un evento sísmico tendrá lugar, contando el tiempo a partir de la fecha en que ocurre el aspecto partil que estaremos analizando. Esta cuenta, o esta determinación del tiempo del evento, la mediremos mediante el empleo de conocidas herramientas que el astrólogo utiliza en su tarea habitual, como son los diferentes sistemas de direcciones, fundamentalmente las denominadas direcciones primarias bajo el polo del significador, que a diferencia de todas las demás nos permite obtener fechas diferentes para cada región o lugar del planeta a partir de un mismo aspecto eclíptico a analizar. Técnica que explicaremos en detalle, y que gracias a la inapreciable labor del astrólogo y desarrollador de software astrológico Juan Saba, creador del excelente programa de cálculo Meridian (https://catharastrologysoftware.com/meridian-gold/) , podrá ser utilizada con extrema facilidad por cualquier astrólogo que se encuentre interesado en trabajar en astrología mundana gracias a su enorme predisposición en escuchar las necesidades de los astrólogos y en plasmarlas en herramientas sumamente útiles. A partir de la versión 8.301 el software Meridian incorpora en su herramienta de astrocartografía, una nueva función, que permite en forma instantánea calcular para cada lugar del planeta la fecha de vencimiento y cantidad de días posteriores al momento en que ocurre un eclipse o una conjunción eclíptica de importancia, calculada bajo la técnica de direcciones primarias bajo el polo del significador. Es decir, que con la sola proyección el en mapa de un aspecto eclíptico cualquiera, y mediante el paso del mouse sobre la superficie del mismo, podemos comenzar a interpretar la naturaleza del aspecto buscado y la fecha en que aquello que estamos evaluando puede llegar a suceder en distintos lugares de nuestro planeta.

“Tenga la razón del tiempo y el espacio para dar paz a su mundo….”


La primera vez que escuché esta frase no tenía más de 15 años de edad, cuando en el salón de actos de la escuela de comercio Juana Manso de San Miguel, presenciaba la disertación que,  sobre los misterios del Universo, vida extraterrestre y ovnis, impartía el erudito y reconocido sacerdote jesuita Segundo Benito Reyna (Director del Instituto de Física Cósmica de San Miguel y colaborador empecinado del observatorio astronómico Adhara). La misma quedó grabada en mi memoria, y sólo muchos años después pude acceder a una cabal comprensión sobre su verdadero significado, a partir de la lenta incorporación e influencia que la astrología tuvo sobre mi vida, aunque calculo que esa frase, en el contexto en que fue pronunciada marcó en gran parte ese camino dentro del campo del estudio de las estrellas.

 

 

Para el sacerdote Jesuita, esa frase era un legado de supuestos extraterrestre provenientes del planeta Ummo, cuyo símbolo y carta de presentación tenía, curiosamente, una gran similitud con el símbolo que identifica al planeta Urano.


 

Y es a partir de este concepto que comenzaremos a trabajar analizando muy a fondo la próxima conjunción de los planetas Saturno con Plutón que tendrá lugar el próximo 12 de enero de 2020.


 

 

La astrología mundana nos permite analizar un único aspecto astrológico de importante intensidad, en su proyección sobre los distintos lugares de la Tierra, obteniendo conclusiones sobre su naturaleza simbólica e interpretativa, sus efectos sobre los países y las distintas geografías, sobre las personas y sobre los cambios sociales que a lo largo del tiempo se desarrollan y que dan lugar al proceso evolutivo de nuestra especie y de nuestro planeta.

Es sabido que los procesos sociales y geológicos, analizados por estas técnicas, no suceden con un único aspecto, sino que es la sucesión de los mismos a lo largo del tiempo la que describe un proceso y una historia. Pero es común tomar un aspecto parcial, por ejemplo una conjunción entre dos planetas lentos,  y analizar todas las posibilidades que dicho aspecto nos ofrece. En este caso tomaremos uno de estos aspectos, a manera de ejemplo, para poder desarrollar algunas de las técnicas existentes.

Saturno y Plutón, se encuentran en conjunción en el cielo cada 31 a 36 años aproximadamente, compensando la duración de cada ciclo según sus movimientos de retrogradación. La última conjunción tuvo lugar en el año 1982 en los 27° de Libra. Coincidente en la Argentina con la guerra de Malvinas y el posterior regreso de la democracia. Está claro que dicha conjunción se realizó sobre el Ascendente de la carta de la República Argentina.

En la actualidad, ambos planetas se encuentran transitando el signo de Capricornio, y lentamente Saturno irá avanzando hasta alcanzar al lentísimo Plutón en una nueva conjunción. La primera conjunción tendrá lugar el 12 de Enero de 2020 en los 22° 47´ de Capricornio, nuevamente en un aspecto importante con la carta natal de la República Argentina, ya que se encontrará en una casi exacta conjunción sobre la Luna natal de nuestro país.

Esos dos planetas no estarán solos, ya que a la conjunción se le suma la presencia del Sol, de Mercurio, del asteroide Ceres y de Lilith.

Es importante destacar que, en esa zona zodiacal, también se encuentran los nodos planetarios de Saturno y de Plutón. Estos nodos concentran la energía y fuerza de esos dos planetas, ya que el hecho de que ambos planetas transitan sobre sus propios nodos es indicio de que su latitud eclíptica es de 0°, o sea que se encuentra exactamente sobre la eclíptica, momento en que el planet se fortalece.

Más allá de que esta conjunción afectará a todo el planeta, existe un dato adicional, que como argentinos nos toca de cerca: La posición de la Luna de la carta natal de nuestro país en ese mismo lugar. Una Luna que para ese momento,  ya traerá una historia previa de tránsitos, eclipses y direcciones que irán vulnerando la tolerancia y dignidad del pueblo Argentino, con el agregado de que su posición por casa (en la IV) habla también de su incidencia sobre el territorio nacional.

Debe quedar claro que trabajaremos este suceso a manera de ejemplo, pero considerándolo además un hecho de características reales, donde literalmente “desmenuzaremos” la conjunción eclíptica que Saturno tendrá con Plutón en los 22° 47´ del signo de Capricornio.

Nunca mejor aplicado el término “desmenuzaremos”, ya que las conjunciones eclípticas no son solo eso. No se trata de una conjunción que luego de ser proyectada sobre la tierra podemos analizar desde lo interpretativo para emitir un veredicto sobre lo que podría o no ocurrir.

Toda conjunción eclíptica encierra en sí misma otros secretos…. porque las conjunciones eclípticas contienen, en su construcción sobre la esfera, el potencial de vincular armoniosamente el espacio y el tiempo.

Para comprender este concepto tenemos que pensar que la Carta Natal que habitualmente visualizamos en el plano se, construye, astronómicamente, sobre la esfera celeste.

En el dibujo de una carta natal solo podemos apreciar la posición eclíptica de los planetas, obviamente dibujados sobre el punto de la eclíptica en el cual se genera la conjunción. Pero si hacemos un ejercicio de imaginación y tratamos de visualizar a esta misma conjunción sobre la esfera, veremos la existencia de otros planos de coordenadas, además de los eclípticos, en donde la posición y medida de los planetas a través de estos planos diferentes nos brindan lecturas distintas sobre su verdadera posición relativa, y a partir de estas medidas en el espacio encontrar una clave temporal que nos permitirá medir la cantidad de días en que dicho aspecto se manifestará con todo lo que su simbolismo signifique. Es decir, encontramos en la conjunción eclíptica, pero bajo una lectura diferente, esa combinación o relación entre tiempo y espacio, que dió lugar a la frase recibida por el sacerdote Segundo Reyna por supuestos extraterrestre provenientes del planeta Ummo.

Espero sepan valorar la infografía anterior, ya que me llevó toda una mañana hacerla mediante el software Corel Draw. De la misma manera que sepan disculpar algunas exageraciones en las distancias, sobre todo en lo que hace a la latitud de los planetas, las cuales fueron algo aumentadas con la finalidad de hacer visible la explicación en un gráfico que se ve pequeño.

Este gráfico lo único que hace es mostrar como se ve en la esfera celeste, bajo los distintos sistemas de coordenadas que componen una carta natal, la conjunción zodiacal que Saturno y Plutón tendrán el próximo 12 de enero de 2020 en los 22° 47´ de Capricornio. Se ve con claridad que es una conjunción eclíptica.  Pero los cuerpos reales no se encuentran en exacta conjunción. Saturno tiene una latitud eclíptica Norte, mientras que Plutón una Latitud Eclìptica Sur, lo que los ubica en lugares diferentes. Esto se debe a que en la interpretación astrológica no utilizamos la posición real del cuerpo del planeta, sino su proyección sobre la eclíptica que es el lugar donde con mayor fuerza se manifiestan los efectos de los planetas. Este concepto merece un párrafo aparte, ya que este es un punto que no se tiene muy en cuenta a la hora de analizar los efectos planetarios, ya que a partir de la supresión que las efemérides han realizado sobre los valores de latitud eclíptica de cada planeta, la mayoría de los astrólogos ha desestimado este dato como una manera de valorar el efecto de mayor o menor fuerza de los planetas.

El dato de latitud eclíptica diferente para cada uno de los planetas involucrados en la conjunción eclíptica, es el que genera valores diferentes para las mediciones sobre el ecuador.

Es decir, ante igual longitud eclíptica de los planetas, tenemos Ascensiones Rectas de esos mismos planetas diferentes, y también (según el lugar para el cual se haya calculado la carta) Ascensiones Oblicuas Diferentes.

Esto también significa que si aplicamos sobre las posiciones planetarias que poseen valores diferentes, claves direccionales como por ejemplo Naibod o Ptolomeo, podremos encontrar que el valor 0° en la conjunción eclíptica no es indicativa de la existencia de una fecha de vencimiento para esa dirección simbólica (ya que las simbólicas se miden sobre la eclíptica), pero que si voy a encontrar una diferencia de Ascensión Recta entre ambos planetas, cuyo arco convertido en tiempo por una clave direccional se convertirá en una Dirección Primaria Mundana; y a también encontraré una diferencia entre las Ascensiones Oblicuas de ambos planetas, cuyo arco convertido luego en tiempo por una clave direccional se convertirá en la fecha de vencimiento una Dirección Primara bajo el Polo; mientras que si a ese mismo arco lo proyecto bajo el Polo del planeta significador, obtendré una nueva fecha de vencimiento de lo que se denomina Dirección Primaria Bajo el Polo del Significador. Deberemos tener en cuenta que a diferencia de las direcciones simbólicas y de las direcciones mundanas que vencen en la misma fecha para todo el planeta, las direcciones bajo el polo del significador tienen vencimientos diferentes para localidades diferentes.

Del denominado SPECULUM topocéntrico, surgen todos los valores necesarios para poder realizar algunos de estos cálculos (para una mejor visualización fue dividido en dos partes):

 

Todos los valores expuestos en el SPECULUM corresponden a la conjunción Saturno Plutón, calculada para el 12 de enero de 2020 a las 14:01:36 tomando como localidad la ciudad de San Carlos de Bariloche. Corresponde a la representación numérica de la infografía anterior donde se grafican esas posiciones sobre la esfera celeste.

De los valores expuestos en el “SPECULUM” vamos a rescatar para este ejemplo los siguientes resultados:


 

Sistema de Coordenadas

Posición de Saturno

Posición de Plutón

Diferencia de Arco

A.

Ecliptico o Zodiacal

22°46´35´´  de Capricornio

22°46´35´´  de Capricornio

B.

Ecuatorial Ascensión Recta

294° 35´ 01´´

294° 42´ 35´´

0 °07´ 34´´

C.

Ecuatorial Ascensión Oblicua

294° 47´ 48´´

294° 54´ 21´´

0° 06´ 33´´

D.

Ecuatorial Bajo el Polo del Significador

294° 47´ 48´´

294° 48´ 19´´

0° 00´ 31´´


Este gráfico nos muestra las diferentes posibilidades de cálculo que podemos obtener con un solo aspecto astrológico. En este caso tomamos la conjunción eclíptica de Saturno con Plutón en los 22° 47´ de Capricornio. Según el método que se utiliza obtenemos para este aspecto astrológico direcciones con diferentes fechas de vencimiento. Esta fecha de vencimiento se obtiene mediante la conversión del resultado de la “Diferencia de Arco”, habitualmente denominado “Arco de Edad”, en tiempo. Esta conversión la hacemos mediante una clave determinada, que en la mayoría de los casos es la clave de Ptolomeo, de 1° de arco = 1 año,  o la clave Naibod de 0° 59´ 8.33´´ = 1 año. En lo personal utilizaré la clave Naibod.

Solo nos resta convertir la Diferencia de Arco, o Arco de Edad, en tiempo, mediante la utilización de la clave elegida, para obtener así la fecha en que el aspecto eclíptico se materializará en hechos concretos y reales, es decir lo que se denomina obtener la fecha de vencimiento de una dirección.

La fórmula para calcular la cantidad de días a partir del momento de la conjunción eclíptica (en este caso a partir de 12 de Enero de 2020) es la siguiente:

 

Cantidad de días =  Diferencia de Arco X 365.2422

                                                0° 59´ 8.33´´

Aplicando la misma, nos dará los siguientes resultados para las diferentes direcciones calculadas con cada uno de los distintos sistemas de coordenadas:


 

Sistema de Coordenadas

Cantidad de días a partir del 12/01/2018

Fecha de vencimiento de la dirección

A.

Ecliptico o Zodiacal

0

0

B.

Ecuatorial Ascensión Recta

47

28/02/2018

C.

Ecuatorial Ascensión Oblicua

40

21/02/2018

D.

Ecuatorial Bajo el Polo del Significador

3

15/01/2018

 

Como vemos, la frase motivadora del comienzo, “tenga la razón del tiempo y el espacio para dar paz a su mundo”, adquiere aquí una importancia contundente en la medida que un aspecto en el espacio medido a través de diferentes sistemas de coordenadas, encierra en su concepción el tiempo de vencimiento de una dirección, que bien interpretada nos puede llevar a realizar evaluaciones certeras sobre la naturaleza de las personas, sus ciclos de vida y también relacionados con la evolución geológica, política y social de nuestro planeta.

Es necesario también, explicar qué podemos esperar de cada uno de los cuatro sistemas de coordenadas sobre los que calculamos nuestro ejemplo:

  1. - Sistema Eclíptico o Zodiacal: La eclíptica es la zona de la esfera celeste que utilizamos como medida para graficar las cartas natales, anotando sobre ella las posiciones  de los planetas que luego interpretaremos en el gráfico zodiacal. Los aspectos eclípticos siempre nos hablan de la potencialidad de que algo pueda llegar a ocurrir, son arquetipos que reflejan la vida humana. Existe siempre, cuando utilizamos sobre todo direcciones simbólicas, la tentación de interpretar esas direcciones como si fuesen indicadores de hechos concretos o tangibles, como accidentes, fallecimientos, nacimientos, ascensos en la vida, etc. Es probable que así funcionen, aunque la mayor exactitud se logra con las direcciones calculadas sobre el ecuador.  De cualquier manera, y esto es una discusión para otra nota u otro ámbito, al ser una conjunción exacta sobre la eclíptica, no hay diferencia entre ambos planetas, por lo tanto la fecha de manifestación es la misma del aspecto eclíptico.

  1. - Sistema Ecuatorial - Medido Ascensiones Rectas: Las posiciones que se obtienen por ascensión recta de un planeta consisten en consignar sus lugares sobre la esfera celeste proyectando sus valores sobre el Ecuador Celeste. Es decir, que partiendo de su posición eclíptica y en función a otros datos como la latitud eclíptica del planeta y su declinación, calculamos su valor de Ascensión Recta Ecuatorial. Al medir su posición sobre estas coordenadas podemos advertir que esa conjunción que se da en la eclíptica ya no existe sobre el Ecuador Celeste. Hay una pequeña diferencia en arco, que en el caso de una conjunción puede tener como mucho unos pocos grados de diferencia. La diferencia de arco entre estas dos posiciones es lo que se denomina una Dirección Primaria Mundana, donde el planeta que se encuentra primero, es llevado a la conjunción con el otro planeta recorriendo el Ecuador y esa medida de arco transformada en tiempo por la clave utilizada, en este caso clave Naibod, nos da la fecha exacta en que esa dirección eclíptica se materializará en los hechos. En este caso, 47 días después de la realización del aspecto eclíptico exacto o partil, es decir el 28 de Febrero de 2018. A diferencia de los cálculos realizados bajo los sistemas de coordenadas siguientes, la fecha aquí obtenida es la misma para cada lugar o cada ciudad de la Tierra. 

  1. - Sistema Ecuatorial - Medido por Ascensiones Oblicuas: En este sistema, al igual que en el Ecuatorial, las posiciones de los planetas también se calculan sobre el Ecuador Celeste, pero se incorpora un nuevo plano de referencia, que es la visión individual de cada observador. Aquí se incorpora el plano del horizonte, y cada lugar de la tierra tendrá una fecha de vencimiento distinta a la dirección eclíptica de origen. Las posiciones de los planetas ya no se denominan Ascensiones Rectas, sino Ascensiones Oblicuas y pueden llegar a diferir bastante comparadas con las posiciones obtenidas por Ascensión Recta. Para obtener las ascensiones oblicuas se parte siempre de la ascensión recta, sumando o restando un valor que se denomina Diferencia Ascensional (DA) y nos da el nuevo valor de ascensión oblicua. Para obtener la fecha de vencimiento, sumamos a la fecha de partida, el arco resultante transformado en tiempo. En este caso, son 40 días después de la realización del aspecto eclíptico partil, es decir el 21/02/2018. 

  1. - Sistema Ecuatorial - Medido por Ascensiones Oblicuas, proyectadas bajo el polo del planeta significador: Son una variante algo más elaborada que la anterior. Consiste en llevar un planeta a la conjunción del otro, pero haciendo coincidir exactamente sus respectivos círculos de posición y no solo tomando su medida por Ascensión Oblicua sobre el Ecuador Celeste. Cada sitio de la tierra obtiene una fecha diferente de vencimiento, con el agregado que las conjunciones o aspectos se miden mediante la proyección del planeta promisor sobre el ecuador celeste, realizando su proyección mediante la utilización del polo del planeta significador. Para obtener la fecha de vencimiento, sumamos a la fecha de partida, el arco resultante transformado en tiempo. En este caso, son 3 días después de la realización del aspecto eclíptico partil, es decir el 15/01/2018.

 

Como se puede advertir, según el método a utilizar dentro de la distinta variedad de direcciones existentes, obtenemos fechas con vencimientos diferentes para cada uno de los cálculos realizados, pero para un mismo aspecto eclíptico.

La pregunta del millón, y que todos hacen…. ¿cual de todos es el mejor sistema?

Y como muchas cosas en astrología no tiene una respuesta adecuada. Cada profesional tiene inclinación y fundamentos para utilizar uno en particular. Ninguno es mejor que el otro. Son diferentes. Se puede probar de utilizarlos en contextos diferentes y para búsquedas distintas, pero no se puede afirmar que uno sea mejor que el otro. Tal vez por experiencias propias, las direcciones bajo el polo del significador son de una enorme eficiencia y exactitud. Sirven no solo para proyectar hechos hacia el futuro, sino también como una manera de poder rectificar un tema de nacimiento (ver: https://goo.gl/2RYxjx).

Por eso lo indispensable es que cada astrólogo experimente con todos y pueda sacar conclusiones válidas sobre cuando utilizar uno u otro sistema direccional.

A diferencia de la enorme cantidad de métodos direccionales que se utilizan en astrología para la realización de pronósticos, aquellos que incorporan en su cálculo el concepto de “polo” tienen como particularidad que ante un mismo aspecto que, por ejemplo, involucra a dos planetas (uno llevado a la conjunción con el otro en sentido directo), dará como resultados fechas de vencimiento en días distintos, de acuerdo a la ciudad para la que se calcule el mismo aspecto.

Una sola dirección primaria, calculada bajo su propio polo, o bajo el polo de su significador, encierra en su construcción la posibilidad de manifestarse en todos los lugares de la tierra en tiempos diferentes. Es decir, que la fecha de vencimiento, ante una misma dirección, variará de acuerdo a longitud y a la latitud del sitio para el cual es calculada.

No ocurre lo mismo con las direcciones primarias mundanas, con las direcciones de arco solar, las simbólicas bajo cualquier clave, las progresiones secundarias, o las primarias mundanas que ante una misma fecha o ante un mismo aspecto astrológico vencen en el mismo instante para todo el globo terrestre.

Esto convierte a las direcciones primarias calculadas bajo su propio polo, o las que incorporan en su cálculo el polo del significador, en una herramienta única, con múltiples significados según el lugar de la tierra en el que se manifiesta su energía.

Quienes trabajamos e investigamos en técnicas de astrología mundana, en la búsqueda de conflictos sociales, cambios en las situaciones políticas de los diferentes países, movimientos populares, terremotos, volcanes, inundaciones y otras tantas lindezas con que la naturaleza nos entretiene, elaboramos en muchos casos técnicas propias, desarrollamos distintas herramientas para realizar nuestros pronósticos y recurrimos a la enorme cantidad de posibilidades que los diferentes softwares astrológicos nos ofrecen para el desarrollo de nuestra actividad.

La Astrocartografía, una manera de proyectar las posiciones eclípticas de los aspectos astrológicos sobre el planeta Tierra.

Una herramienta clásica invaluable para este tipo de tareas nos la brinda la “astrocartografía”. Para muchos solo algo más que los diferentes programas astrológicos consigna entre sus opciones. Para quienes trabajamos en astrología mundana, algo indispensable que acorta notablemente los tiempos de búsqueda cuando queremos proyectar sobre nuestra tierra las posiciones de los planetas en un día y hora determinados, para luego poder interpretar que puede ocurrir en estos lugares en función de la naturaleza de los planetas involucrados.

En el siguiente gráfico observamos el momento en que se realiza la conjunción Saturno-Plutón sobre la tierra el próximo 12 de enero de 2020.

La Astrocartografía nos indica con claridad los lugares sobre la tierra en los que se proyecta un aspecto eclíptico determinado.

No solo se observa una línea con el símbolo de Plutón sobre la Cordillera de los Andes, sino que además tapados por el símbolo de este planeta se encuentra la línea de Saturno (con quien Plutón hace una exacta conjunción), la línea del Sol y la línea de Mercurio. Es decir que son cuatro los planetas que están en conjunción, cuando se realiza en ese instante la conjunción partir de Plutón-Saturno, que es además, la que utilizamos como referencia para su proyección sobre el mapa de la Tierra.

Se agrega además sobre estos mismos puntos eclípticos la conjunción casi partil sobre la posición del Nodo del planeta Saturno sobre la carta de Argentina, y la posición del Nodo de Plutón en tránsito sobre la Carta de Argentina. Es decir, que para esa fecha, 12 de enero de 2020, confluyen una serie de elementos que desde lo astrológico son determinantes y totalmente potentes, como para realizar diferentes evaluaciones sobre sus posibles efectos y características. Tanto en lo social y político, como en lo que se relaciona con la geología del planeta, teniendo en cuenta que nos señala un sector de la Tierra relacionado con el Círculo de Fuego del Pacífico, y una zona cordillerana totalmente activa en lo que hace a la actividad sísmica y vulcanológica, ambas relacionadas con las características simbólicas de la conjunción Plutón-Saturno.

Este es entonces el ejemplo sobre el que trabajamos astrológicamente. La conjunción Saturno Plutón será de una enorme importancia por el lugar geográfico sobre el cual caerá en el momento de realizarse: en plena cordillera de los Andes. Un sitio por demás sensible a los eventos sísmicos y vulcanológicos.

Pero esto no significa que en ese mismo instante ocurrirá un terremoto, o un volcán entrará en erupción. El 12 de enero de 2020 Saturno y Plutón se encuentra en una exacta conjunción eclíptica sobre ese lugar del planeta, y esa conjunción indica esa potencialidad. El tiempo en que esto ocurrirá se encuentra encerrado, oculto, en los arcos de edad que surjan para cada lugar de la Tierra, en relación con la clave simbólica que utilicemos.

En este caso, buscaremos lugares potenciales sobre la tierra en que estos eventos se pueden desencadenar,  utilizando la técnica de Direcciones Primarias bajo el pòlo del significador y la clave simbólica de Valentín Naibod, es decir 0° 59´ 8.33´´ por año.


 
Calcularemos cuatro ejemplos para diferentes ciudades de nuestro planeta en forma manual, desarrollando las fórmulas trigonométricas y explicando la maner en que se calcula cada dirección primaria. De esta manera veremos como ante el mismo aspecto astrológico obtenemos plazos de cumplimiento diferentes según la ciudad para la que queremos calcular el vencimiento de una dirección.

Luego desarrollaremos los mismos ejemplos, y seguramente algunos más, utilizando la nueva herramienta de software desarrollada por el astrólogo y programador de software astrológico Juan Saba, quien incorporó a partir de la versión 8.301 de su programa de cálculo astrológico Meridian, en la sección de astrocartografía, una nueva función que con solo pasar el mouse por el mapa de la tierra nos da la información de la cantidad de días y fecha exacta de vencimiento de una dirección primaria calculada sobre el polo del significador, a partir de los datos eclípticos correspondientes a la conjunción en estudio.

Cálculo manual de la dirección primaria de Saturno hacia la conjunción con Plutón calculada bajo el polo del significador:

Para poder realizar el cálculo de la cantidad de días que pueden transcurrir desde el momento de una conjunción eclíptica hasta que se cumple una DIRECCIÓN PRIMARIA BAJO EL POLO DEL SIGNIFICADOR para ciudades diferentes, analizaremos este ejemplo calculado en forma manual para la conjunción de Plutón con Saturno que se va a realizar el 12 de enero de 2020 a las 14:01:36 hora Argentina (17:01:36 GMT), para cuatro ciudades diferentes: Bariloche, Buenos Aires, Madrid y New York.

Los datos son tomados del SPECULUM calculado con el software Meridian para cada una de esas ciudades y otros datos que al no estar en el SPECULUM deben ser calculados en forma manual.

El SPECULUM contiene datos que son comunes a todas las ciudades, y otros que son propios de cada ciudad debido a que, en las Direcciones bajo el Polo, los valores de Polo del Planeta y Ascensión Oblicua cambian según la ciudad.

Se agregan al SPECULUM los valores de ASCENSIÓN RECTA ECLIPTICA Y DECLINACIÓN ECLÍPTICA (es muy probable que en las versiones siguientes el software Meridian las incluya en su  SPECULUM) en los que se calculan con las siguientes fórmulas:


 
Con todos estos datos a disposición, se calculan las Direcciones Primarias Bajo el Polo del Significador, que darán como resultado una determinada cantidad de días posteriores a la fecha de la Carta de la Conjunción en estudio, y en la que se supone que vence la Dirección Primara en estudio.

Procedimiento y fórmulas para el cálculo de cada dirección primaria:

1°) – Debe obtenerse la Diferencia Ascensional del Promisor Bajo el Polo del Significador.

2°) - El valor así obtenido, deberá luego sumarse o restarse al de la Ascensión Recta Eclíptica del Promisor.  Se obtiene entonces un nuevo valor que es la Ascensión o Descensión Oblicua del Significador bajo el Polo del Promisor. El hecho de decidir si la DIFERENCIA ASCENSIONAL (DA) se suma o se resta dependerá de si lo que queremos obtener es ASCENSIÓN Oblicua o DESCENSIÓN Oblicua, lo que se determinará con la utilización de la siguiente tabla:

 

 

3°) – Al valor obtenido en el punto anterior, se le resta la AO o DO del planeta significador, que surge del SPECULUM.

4°) – El valor obtenido se convierte en cantidad de días, que luego se sumará a la fecha de la carta natal para obtener el vencimiento de la dirección.

Cantidad de Días =    (AO/DO del Significador – AO/DO del Promisor) X 365.2422

                          0° 59´ 8.33´´


 
1 - Cálculo manual de las dirección primarias par la ciudad de Buenos Aires

 

2 - Cálculo manual de las dirección primarias par la ciudad de Bariloche

 

3 - Cálculo manual de las dirección primarias par la ciudad de Madrid

 

4 - Cálculo manual de las dirección primarias par la ciudad de New York 

Hasta aquí el cálculo manual de las direcciones primarias, con estos 4 ejemplos, que alcanzan para comprender el mecanismo de su cálculo, y que más allá de la existencia de una conjunción eclíptica, eso no significa que sus efectos se van a desatar en forma inmediata para los lugares sobre los que la misma se proyecta. Para obtener esas fechas, se debe trabajar esa misma conjunción con su proyección sobre el ecuador celeste y calculando una dirección primaria entre ambos planetas.

La conjunción eclíptica Saturno-Plutón, cuando se proyecta sobre el ecuador tiene una diferencia de arco que permite llevar a uno de los planetas a la conjunción con el otro mediante las técnicas de direcciones primarias (mundanas, ascensionales y bajo el polo).

La notación correcta de la dirección es la siguiente:

(Sat cjn Plu) d.

Lo que debe leerse como: “Llevamos a Saturno en movimiento directo a la conjunción con Plutón”.


 
En este caso tenemos la posibilidad de utilizar direcciones primarias porque conocemos con exactitud el momento de la conjunción. En el caso de la utilización de direcciones primarias sobre los temas natales de las personas, existe una restricción que debe ser tomada en cuenta. Cada tema natal deberá ser rectificado (como sugerencia, también mediante técnicas que utilicen direcciones primarias), ya que si la hora no es correcta, mucho menos lo serán los resultados. Al obtener la fecha de vencimiento de una dirección primaria, hay también, un orbe para su vencimiento, con una tolerancia de diez días antes o diez días después de la fecha obtenida.

Una herramienta invalorable se suma a la astrocartografía

Para quienes sostienen que las direcciones primarias son engorrosas, complejas, de difícil comprensión y más difícil cálculo, pueden a partir de este momento estar más tranquilos,sobre todo aquellos que trabajan en astrocartografía,  ya que al software tradicional que plasma sobre el mapa terrestre las posiciones de los planetas en un momento dado, se le agrega ahora una nueva función que permite calcular para una conjunción eclíptica determinada el momento en que la misma se manifestará con fecha una de vencimiento, cuando dicha conjunción es trabajada mediante la técnica de direcciones primarias, tanto mundanas, como ascensionales y ascensionales bajo el polo del significador.

Juan Saba, astrólogo y programador de software de astrología, creador del programa de cálculo astrológico Meridian, ha agregado en la herramienta de cartografía del mismo, una nueva función que, una vez configurada, permite a los investigadores calcular en forma automática la fecha de vencimiento de todas las direcciones primarias bajo el polo del significador que, para cada lugar y ciudad de la Tierra,  produce una única conjunción eclíptica.

Una vez cargada la conjunción eclíptica con la que queremos trabajar, con el solo trabajo de desplazarnos con el mouse sobre el mapa y cliquear sobre una ciudad, obtendremos la cantidad de días posteriores al aspecto eclíptico y la fecha exacta de vencimiento de esa dirección bajo el polo del significador,  para cada uno de los lugares elegidos.

 

Todos los ejemplos que hemos desarrollado anteriormente en forma manual, se simplifican totalmente mediante la utilización de esta pantalla de astrocartografía a la que accedemos desde el programa principal, cliqueando con el botón derecho del mouse, sobre la imagen de la carta natal que tiene el aspecto eclíptico que queremos proyectar sobre el mapa terrestre, o directamente desde el menú de opciones del mismo programa.

Una vez en el sector de astrocartografía, vamos al Menú de opciones (señalado en el gráfico que adjuntamos con el número 1) y secuencialmente marcamos las opciones ASTROLOGÍA MUNDANA  ⇾ ARCO DIRECCIÓN, y allí elegiremos el sistema de direcciones a utilizar, en este caso PRIMARIAS (NAIBOD) y los planetas de la conjunción sobre la que queremos obtener las fechas de vencimiento de la dirección primara bajo el polo del significador para cada lugar de la Tierra. En este caso, Saturno y Plutón.

Luego configuramos la opción señalada en el gráfico con el número 4, es decir FUNCIONES MOUSE, donde seleccionamos la opción FECHA ARCO, lo que permitirá que al cliquear con el mouse sobre el mapa nos brinde la fecha de vencimiento de la dirección con la que estamos trabajando.

En el gráfico adjunto se señala con el número 2 la línea donde los aspectos eclípticos con los que queremos trabajar caen a pleno sobre la Tierra, en este caso, se trata de la conjunción Saturno Plutón del 12 de Enero de 2020, que a la hora en que se produce cae exactamente sobre la zona de la cordillera de los Andes, sobre todo en América del Sur, entre los límites de Argentina y Chile. Los resultados de nuestra búsqueda los obtenemos desplazandonos con el mouse sobre el mapa y cliqueando en la ciudad o coordenadas elegidas, con el botón derecho del mouse. Eso nos mostrará en la ventana de resultados (señalada en nuestro gráfico con el número 3), la cantidad de días posteriores a la fecha del aspecto eclíptico y la fecha exacta de vencimiento de la dirección primaria bajo el polo del significador para el lugar o coordenadas que hemos elegido.

A continuación extraemos copia de la ventana de resultados para distintas ciudades de nuestro planeta en las que se consignan las diferentes fechas de vencimiento para cada una de ellas, calculadas para la conjunción eclíptica de Saturno con Plutón, de la que surje la dirección primaria bajo el polo del significador de Saturno llevado a la conjunción con Plutón en movimiento directo. 

Buenos Aires (4 días)

San Carlos de Bariloche (3 días)

Madrid (210 días)

New York (3 días)

Moscu (200 días)

Tokyo (6 días)

New Delhi (2 días)

Roma (184 días)

Hong Kong (3 días)

Johannesburgo (10 días)

Nairobi (3 días)

Tehran (64 días)

Y así podríamos seguir obteniendo ciudades con las fechas de vencimiento de la misma dirección primaria, pero para ciudades distintas, sin inconvenientes ni cálculos y con solo desplazar el mouse por la superficie del mapa de la tierra que nos brinda la herramienta astrocartografía del software Meridian.

Es aquí en donde comienza un importante desafío.  Una vez que hemos planteado el significado astronómico de todos los conceptos involucrados,  y una vez que hemos desarrollado las fórmulas necesarias para poder obtener los resultados que expongan, sobre el mapa terrestre, la fecha de vencimiento de cada una de las direcciones primarias,  es donde comienza el gran desafío: el de realizar el intento de interpretar el significado profundo que la próxima conjunción de Saturno con Plutón tendrá para el mundo.

El hecho de poder calcular fechas de vencimiento distintas para lugares diferentes,debe llevarnos a practicar un profundo análisis relacionado con el simbolismo de ambos planetas y pensar en que habrá regiones de la Tierra donde el efecto de los mismos se manifestará con toda su fuerza, mientras que en otros su efecto será mucho más leve. Debemos, también, evitar caer en la tentación de creer que su efecto será solo catastrófico, y que no traerá nada bueno y positivo para las personas. y para la Tierra. Eso sería un profundo error, ya que no todos los efectos de esta conjunción son destructivos o negativos, y también se deberán respetar ciertas reglas de interpretación que son propias de la astrocartografía (pero de ninguna manera peleadas o diferentes de la astrología tradicional). Hay lugares de la Tierra donde la conjunción caerá exactamente sobre el meridiano del lugar, en otros sitios también sobre el meridiano pero del lado opuesto, en otras locaciones sobre las líneas ascensionales del Ascendente o Descendente de los lugares de la Tierra en que estarán en esas posiciones, o en otras casas, o en lugares donde no haya o exista incidencia alguna.

Está plenamente probado que los lugares de nuestro planeta donde una aspecto determinado cae exactamente sobre el meridiano (tanto superior como inferior) afectan profundamente esos sectores desatando sus efectos en el mismo momento o a los pocos días de haberse producido el aspecto, mientras que en otros lugares de la tierra, más alejados del meridiano, o en hemisferios diferentes al de la geolocalización exacta de la conjunción o aspecto en estudio, sus efectos pueden manifestarse con muchos días, o hasta años, de diferencia.

Pero tenemos que tener claro, que más allá de su efecto positivo o negativo, y del tiempo que demore en manifestarse, todo aspecto eclíptico encierra en sí mismo todos los efectos de su materialización, tanto en lo que hace a sus características interpretativas, como a su proyección en el tiempo para hacerse efectivo, lo que siempre dependerá de la medición del arco de dirección primaria que apliquemos al mismo.

Toda conjunción es como una bomba de tiempo, que va a detonar en momentos diferentes en cada lugar de la tierra. Su mecanismo de explosión es su arco de dirección. Sus efectos, surgen de la naturaleza de los planetas involucrados.

La combinación de Saturno con Plutón en Capricornio:

Esta conjunción expresa simbólicamente que todos aquellos elementos vinculados a las estructuras a las que nos aferramos por mucho tiempo, a aquellos elementos que consideramos seguros, sólidos y eternos, se encuentran ahora bajo un importante proceso de transformación.  El paso previo de Plutón sobre Capricornio (como signo regido por Saturno), abona este concepto. Saturno alcanzará a Plutón y le hará saber que ahora se encuentra en su propio territorio. Que el es dueño de esas estructuras y que ya es tiempo de cambiar algunas de sus formas. Es pòr eso que en la carrera zodiacal, lo alcanza y, le propone esas condiciones. Allí comenzará el proceso plutoniano donde socavará primero los cimientos de esas estructuras, antes tan sólidas, para que las mismas comiencen lentamente a desmoronarse. Serán algunos temblores, algunos movimientos, pero la estructura finalmente caerá, por su propio peso, dejando la semilla para la reconstrucción.

¿Qué significa esto? Que aquello que en la vida consideramos sólido, estable, permanente, no lo es tanto. Sobre todo si su permanencia en el tiempo es parte de su propio desgaste. Esto se aplicará tanto a estructuras políticas y sociales, donde aquellos conceptos políticos que se creen sólidos y permanentes serán cuestionados, como también a aquellos fenómenos naturales que ocurren habitualmente sobre nuestro planeta, como huracanes, inundaciones, terremotos, erupciones volcánicas, etc., actuando esta conjunción, fundamentalmente sobre todo aquello que está oculto bajo la Tierra. Tal vez la figura de monedas reconocidas por su solidez, como el Euro o el Dólar, sean también parte de este proceso de reconstrucción, ideologías eternizados durante mucho tiempo comenzarán a tambalear, dando paso a otros sistemas diferentes.


El hecho de que la conjunción que estamos estudiando se proyecte exactamente sobre la zona cordillerana nos habla de un proceso que tendrá claras manifestaciones relacionadas con los movimientos de tierra, asociado a terremotos y a manifestaciones vulcanológicas. La zona de mayor influencia, tal como lo señala el mapa, recae sobre la provincias Argentinas de Neuquén, Río Negro y Chubut y su límite con el Sur de Chile. Si seguimos hacia el Norte a línea sobre la cual los planetas se proyectan, notamos que la posición exacta de los planetas sobre el océano pacífico afecta en norte de Chile y Argentina, en su límite con Perú y Bolivia, cercano también a Ecuador (estos últimos,  sitios que ya fueron afectados intensamente por sismos anteriores - vér: https://goo.gl/RPXmDn),  y donde se predice el terremoto que asoló Ecuador el 16 de abril de 2016 con solo diez días de anticipación teniendo en cuenta que la nota fue publicada el 6 de abril de ese año). - La misma línea, en su proyección hacia el Norte, pasa exactamente sobre la ciudad de New York, y es allí donde se debe evaluar de otra manera si lo que puede ocurrir en esos días tiene que ver también con movimientos sísmicos que con movimientos sociales, políticos y económicos. Me inclino mucho más a pensar en movimientos en la economía estadounidense, con su consecuente repercusión en todo el mundo, asociados a una posible caída de su moneda, o por lo menos riesgos de importancia relacionados con esa posibilidad.

El análisis realizado sobre la proyección de las fechas, tanto con el método manual, como con la utilización del software Meridian para el cálculo de direcciones primarias bajo el polo del significador mediante las nuevas funciones incorporadas por el autor del programa, nos dan una distancia de 3 días, posteriores a la fecha de la exacta conjunción eclíptica tanto en lo que hace a la zona cordillerana, como a la ciudad de New York. Si tenemos en cuenta que los orbes tolerados en tiempo, para la búsqueda exacta de hechos mediante la utilización de Direcciones Primarias es de 10 días antes o 10 días después a la fecha de cálculo, nos damos cuenta que los orbes exceden en tolerancia, la exactitud del cálculo realizado, por lo que podemos esperar para toda esa región, tanto al Norte como al Sur, movimientos como los relatados para cada uno de los hemisferios, que tendrán lugar dentro de los primeros 20 días del mes de Enero de 2020.

Es importante destacar también que esos aspectos actuarán también sobre la Carta Natal de la República Argentina, haciendo conjunción con muy pocos grados de orbe sobre su Luna Natal, que como todos sabemos es representativa del pueblo, de la gente, de sus circunstancias de vida y una conjunción como la expuesta activa la oposición que esa Luna tiene con el Sol, en este caso el gobierno, la autoridad.

Tenemos que tener en cuenta también, que para esa fecha Argentina traerá acumulado un importante desgaste económico y político, supuestamente habrá un nuevo gobierno recién asumido un mes antes de este aspecto, por lo que siempre es un punto a favor en función de la tolerancia que la gente suele tener sobre las nuevas promesas en momentos de su primera etapa. Pero la intensidad de los mismos podría superar estas previsiones, y sumir a quien se haga cargo de esa nueva etapa en una crisis de importancia ya que la tolerancia y presión sobre la gente, acumulada durante los años previos a esta conjunción provocará importantes desbordes en la tolerancia social, que se habrá visto socavada por una de las experiencias neoliberales más dañinas y más destructivas de la historia Argentina. Tal vez, la varita de ¿quien tiene el poder? representada por una de las características fundamentales del planeta Plutón, se incline esta vez sobre el pueblo dado el simbolismo que la Luna tiene sobre ese actor social.

Conclusión

Por supuesto que este no es un análisis completo, pero la idea fue tomar un aspecto de importancia, como el de Saturno con Plutón, y desarrollarlo a partir de sus simbolismos más evidentes y cercanos a nosotros. Además, de presentar una manera de interpretar las direcciones, en función de la conjunción eclíptica que las genera, y la utilización de esa inmejorable herramienta creada por el astrólogo Juan Saba e incorporda al programa Meridian, que facilita el cálculo de esas direcciones. 


Néstor Echarte - Astrólogo
Avda. Jardín Botánico 2211- San Carlos de Bariloche - Río Negro - Argentina
http://www.urania.com.ar - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Tel: +54 9 294 431 2096     - Skype: astrobariloche
Facebook: https://www.facebook.com/astromantico

Comentarios   

0 #2 monica guinzburg 09-07-2018 18:14
Nestor, muchas gracias por tu trabajo, responsable y claro. Gran admiracion y gratitud.
Citar
0 #1 Roque 09-07-2018 00:13
Muy bueno el estudio
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Artículos de Astrología

La eterna “grieta” Argentina vista desde los ciclos planetarios
La eterna “grieta” Argentina vista desde los ciclos planetarios

Por Néstor Echarte
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. document.getElementById('cloak2e2dd625a6d2441c528375bd2b9a9789').innerHTML = ''; var prefix = 'ma' + 'il' + 'to'; var path = 'hr' + 'ef' + ' [ ... ]

Proporción Áurea y Direcciones Pitagóricas en la práctica astrológica
Proporción Áurea y Direcciones Pitagóricas en la práctica astrológica

Por Néstor Echarte Ya hace más de 30 años, el astrólogo argentino Miguel Kamenetzky publica un trabajo en donde recrea, analiza, justifica y aplica un método de pronóstico astrológico que denomina “Direcciones Pitagóricas”. Señala en su trabajo que “la casi totalidad de los métodos de Direcciones Planetarias co [ ... ]

ARA General Belgrano: Una tumba en el Mar Argentino
ARA General Belgrano: Una tumba en el Mar Argentino

Por Néstor Echarte
 
A solo un mes de haberse iniciado el conflicto armado por las Islas Malvinas, el 2 de mayo de 1982, la República Argentina sufre uno de los golpes arteros más duros de su historia. El Crucero de la Armada Argentina ARA General Belgrano recibe un ataque por torpedos provenientes del submarino HMS  [ ... ]

Nisman: Última incursión en internet antes de su muerte. La mirada de Charubel
Nisman: Última incursión en internet antes de su muerte. La mirada de Charubel

Escribe: Néstor Echarte Esta observación no tiene la pretensión de ser un análisis exhaustivo sobre el Caso Nisman, ni sobre su muerte. Solo intento mostrar algunos elementos simbólicos de esta carta, que fue levantada con la hora que establecen los expertos de Gendarmería Nacional como el último momento en que Nisman [ ... ]

16 de septiembre. Eclipse de Luna en Piscis: “una herida que no cierra”
16 de septiembre. Eclipse de Luna en Piscis: “una herida que no cierra”

    En tiempos en que la violencia se exacerba y donde la denominada “violencia de género” alcanza picos de manifestación que resultan alarmantes para una comunidad que  presume de “civilizada” el eclipse de Luna que tendrá lugar este Viernes 16 de septiembre a las 16:05 puede constituirse en una voz de alarma  [ ... ]

La virtualización llega en ayuda del viejo software astrológico
La virtualización llega en ayuda del viejo software astrológico

Por Néstor Echarte
Los distintos programas de cálculo astrológico avanzan en sus nuevas versiones, de la misma manera en que avanzan los sistemas operativos, generalmente windows, y también los siempre crecientes requerimientos de hardware. Es ovio, una industria que se retroalimenta, en la que corremos siempre detrás de l [ ... ]

Sobre el autor

Néstor Echarte es astrólogo formado en el CABA hace 30 años. Realizó distintos cursos de perfeccionamiento, con profesionales de la talla del Dr. Carlos Raitzin (SPICASC). Desde entonces desarrolla su labor dentro del área de la astrología tanto en lo que hace a la consulta personal como a la actividad docente. Fundador, junto a otros astrólogos, del Circulo Amigos de la Astrologia en el año 1985. Fundador de la revista electrónica Cosmovisión. Autor de Tablas de Casas Topocéntricas para el Hemisferio sur, e investigador con trabajos publicados en diferentes medios sobre Astrología y Sismología, Astrología Ascensional, Rectificación de la Hora de Nacimiento, Direcciones Primarias, Tema de Época, Astrologia Dracónica, Elixires Planetarios, entre otras colaboraciones con distintos medios. Conduce en San Carlos de Bariloche desde el año 1988 el programa de radio Cosmovisión, donde fundamentalmente divulga temas y conocimientos vinculados a la astrologia. Desarrolla una intensa actividad docente en San Carlos de Bariloche, formando en los últimos 20 años a numerosos astrólogos que trabajan en forma profesional en astrología. También desarrolla su actividad como consultor particular en Bariloche. Desde el año 1981 que expone en diferentes congresos especializados en la temática astroalaógica y brinda charlas de astrología en forma constante en San Carlos de Bariloche, ciudad en la que reside desde 1988. Entre las publicaciones que realizó, además del libro de Tablas de Casas, se encuentran las revista Eclíptica, La Nación de Urania, El Mago, revista electrónica Cosmovisión, artículos periodísticos en diarios y revistas.

 

(CONTACTAR)