Comienza la temporada de verano, vacaciones escolares, y el disfrute pleno del sol y de las piletas de natación, ríos y playas de mar. Al mismo tiempo hay una concientización cada vez mayor de los riesgos de exponerse al sol en forma indiscriminada, ya sea en la cantidad de tiempo como en las horas del día, sobre todo si no hemos estado haciéndolo habitualmente y/o en forma progresiva. El aumento del “agujero de ozono”, o sea de la cantidad de radiación que atraviesa la atmósfera, que se nota especialmente en el sud de la Argentina, el riesgo de los rayos UV (ultravioletas) han hecho que  evitemos en lo posible estar a pleno sol en las horas centrales del mediodía.

 

                              Los laboratorios farmacéuticos y de cosmética han desarrollado en los últimos años cremas y lociones de excelente resultado, con componentes que actúan como “pantalla solar” y cuya protección se expresa en un número que comienza con el 2 y llega al 50 , que es un “bloqueador solar” utilizado en los bebés y en las personas con características albinas.

                              Los más utilizados para personas de cutis medio son los  que van del 15 al 35,  pero a su vez cada laboratorio personaliza sus fórmulas agregándoles componentes hidratantes y/o protectores como ser aloe vera, tintura de caléndula, etc..

                              Muchos de estos productos aseguran que no se irán al mojarse o entrar a nadar, y eso es  cierto en condiciones normales del uso por adultos y  si son  de marca reconocida.

                              Pero los niños no se rigen por esa “normalidad” sino por sus deseos de jugar y disfrutar, sobre todo si están en grupo, y por lo tanto entrarán y saldrán continuamente del agua, tal vez  se secarán con una toalla o lo harán al sol, o en una playa se revolcarán en la arena y volverán al agua . No hay casi crema ó loción que pueda resistir este tratamiento extremo y las consecuencias se notarán al final del día. También tenemos que considerar que al entrar y salir continuamente del agua las gotas sobre la piel actúan como lupas, intensificando el efecto del  sol

                              Por todo ello, al llegar la noche muchos  niños  estarán  con  la piel roja  y  a veces ampollada, caliente como si  tuvieran fiebre (a veces llegan a tenerla), congestionados , malhumorados y con desconfort.

                              Sin embargo hay una posibilidad de evitar o disminuir estos  problemas , previniéndolos o curándolos desde adentro del cuerpo, mediante  Esencias Florales, tomándolas en gotas.

                               Muchos de Uds. seguramente han oido hablar o han tomado las clásicas Flores de Bach , desarrolladas en Inglaterra por el Dr. Edward Bach ( 1886-1936), que se utilizan especialmente para tratar desequilibrios emocionales, además de stress, insomnio, depresión, problemas familiares y laborales, etc..

                              Por lo tanto se preguntarán ¿ esencias florales para quemaduras de sol? ¿cómo puede ser?

                              A partir de los años 70, en distintas partes del mundo se desarrollaron nuevos Sistemas de Esencias Florales, en general a partir de la filosofía del Dr. Bach, pero en otros, por ejemplo Pacific Essences de Canadá,  en base a la Medicina Tradicional China y su esquema de meridianos .En la mayoría de estos casos se utilizaron las flores de plantas y árboles locales o nativos, obteniéndose diferenciaciones y sutilezas muy particulares . En el sistema Australian Bush Flower Essences encontramos esencias que actúan más en lo físico, y una de ellas ,“Mulla-Mulla” corresponde a toda situación donde la palabra clave es “calor”, ya sea fiebre, quemaduras de sol,  ó por líquidos hirvientes, por fuego ,calores de la menopausia, y        también  protege del exceso de radiación.

                              Preparando una botellita de “dosaje”  con esta Esencia Floral, y tomando  7 gotas 2 ó 3 veces por día, podremos prevenir y ó curar  los malos efectos del sol, desde luego sin dejar de usar las cremas ó lociones más adecuadas al caso y ya descriptas.

                              Este es un enfoque muy general, el Terapeuta Floral experto podrá “personalizar” la  fórmula agregando otros componentes útiles.

                              Quiero reiterar que la Terapia Floral no se contrapone ni pretende reemplazar a la Medicina Tradicional, a la Homeopatía ó al Psicoanálisis, sino que los  complementa y potencia, dentro de programas equilibrados de salud.
 

Mario Aranovich-Terapeuta Floral                                                                                            
Mayor Información:

Terapeuta y Master Floral Sistema BACH (CEFyN)    
Tel. : +54-11- 4799-1724 - Practitioner & Facilitator PACIFIC ESSENCES(Canada)
Fax: :+54 -11- 4799-0916 - Docente de la Academia de Terapias Florales de Alemania                                                                                     
D.F.Sarmiento 3939-Olivos (B1636 AJG) ARGENTINA -  e-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.